Eccediciones
searchclose

Nuevo Universo DC: Batman y Robin

 Esta es una historia sobre dos personajes condenados a entenderse, cosa que no va a resultarles fácil en absoluto
 PADRE E HIJO

Esta es una historia sobre dos personajes condenados a entenderse, cosa que no va a resultarles fácil en absoluto. Es una historia sobre un padre que pretende inculcar a un hijo a quien apenas conoce una serie de valores que se encuentran en el extremo opuesto de aquellos en que lo
criaron. Y también es la historia de un niño que pretende que lo acepten tal como es. De este modo definía Peter J. Tomasi en 2011 la premisa de una de las colecciones que ECC Ediciones estrena en este mismo volumen con motivo del lanzamiento del esperado Nuevo Universo DC.
Y es que lo anterior podría ser perfectamente un drama televisivo o cinematográfico, pero no lo es. El padre en cuestión no es otro que Bruce Wayne, alias Batman, uno de los héroes más conocidos del mundo del cómic, y el hijo es Damian Wayne, el actual Robin. Y, como se puede inferir de las palabras del guionista, el vínculo biológico es lo único que une a estos dos justicieros que ven la vida y la lucha contra el crimen de forma radicalmente opuesta. De forma inevitable, esas discrepancias se van a convertir en los cimientos de una serie en que padre e hijo por fin tienen oportunidad de limar asperezas, cosa que aún no han podido hacer. Es cierto que el indomable Damian existe desde 2007, año en que lo crearon Grant Morrison y Andy Kubert, pero la abrupta desaparición y presunta muerte de Bruce Wayne los ha mantenido apartados hasta la fecha. En ausencia del padre, Dick Grayson, el Robin original, se vio obligado a ejercer de hermano mayor que, a pesar de todo, logró hacer entender al recién llegado que no todo vale para derrotar a los villanos. El encargado de plasmar estas aventuras sobre el papel es Patrick Gleason, uno de los dibujantes más solventes de la actual DC Entertainment y, además, uno con quien Tomasi se entiende a la perfección; no en vano, hace tiempo que entrelazaron sus respectivas carreras colaborando en títulos como Green Lantern Corps, El día más brillante e incluso en tres episodios de la primera serie titulada Batman and Robin. Es su deslumbrante estilo el encargado de mostrar en viñetas la interacción entre padre e hijo y, por supuesto, también las numerosas escenas de acción,
que es donde quedan más patentes las diferencias que los separan. De momento, en este volumen, van a tener que verse las caras con un villano de nueva factura creado para la ocasión y cuya identidad y carisma traerá muchos dolores de cabeza al Dúo Dinámico peor avenido de la historia de los cómics de Batman. Por lo menos, de momento.

Fran San Rafael