Eccediciones
searchclose

El horror llama a la puerta

Vampiros y monstruos surgidos de las más extrañas leyendas urbanas... Estos enemigos tan peculiares se enfrentan a Barbara Gordon y a sus aliados en los primeros episodios de este volumen de Batgirl. La elección de estos villanos se podría leer como un giro hacia el género del terror. No es así. En realidad, las guionistas han tomado elementos propios de Gotham City –e incluso del nuevo Universo DC– y los han introducido en el contexto propio de la hija del Comisario Gordon. No hay que olvidar que el mismísimo Caballero Oscuro ha luchado contra muchos chupasangres a lo largo de su vida, e incluso se convirtió en uno de ellos en una trilogía perteneciente al sello Otros Mundos escrita por Doug Moench y dibujada por Kelley Jones. Dicha obra se inició precisamente con la llegada de Drácula a Gotham City. Por otro lado, tras el final de Flashpoint, la figura del vampiro se ha normalizado gracias a la publicación de Yo, vampiro, una alabada cabecera protagonizada precisamente por uno de los invitados estelares de hoy: Andrew Bennett. Allí, Andrew sufrió un sinfín de transformaciones hasta que finalmente se asentó como una fuerza del bien.

Por lo que respecta al contenido y a la autoría de este cuaderno, los números americanos 28 y 29 están firmados por el dúo habitual formado por Gail Simone y Fernando Pasarín. El siguiente ejemplar incluye un equipo creativo sorpresa capitaneado por la guionista Marguerite Bennett –una autora que se está haciendo un hueco en el nUDC a pasos gigantados– porque su publicación coincidió con la del segundo anual de Batgirl, también escrito por Simone e incluido aquí mismo. Ese especial está muy relacionado con lo acontecido en Aves de Presa, pero Simone se esmera en contextualizar todos los hechos para que los lectores no se pierdan en la trama.

Enrique Ríos

Artículo publicado originalmente como introducción de Batgirl núm. 7.